GeekPlus asegura la confianza de sus inversores

En una esquina bien iluminada de un showroom en Hong Kong, un robots de 300kg desaparece debajo de unas estanterías. El rack se eleva y se desliza hacia un pickeador del almacén, que retira un artículo antes de que los algoritmos se lleven el estante y lo guíen para encontrar el lugar más estratégico para colocarlo en función de la popularidad de los productos en los estantes.

Este baile coreografiado de estanterías es orquestado por GeekPlus, una empresa emergente de robótica con sede en Beijing que, a pesar de la preocupación internacional por las políticas tecnológicas chinas, ha asegurado patrocinadores extranjeros, incluidos Intel Capital y Warburg Pincus. Después de una embestida regulatoria de Beijing contra sus gigantes de Internet y una serie de sanciones de EE.UU. contra las empresas de tecnología chinas, muchos inversores han reducido su exposición a la tecnología de China, y algunos la han declarado no invertible.

Pero a la sombra de este pesimismo generalizado, existen puntos brillantes y el capital extranjero sigue fluyendo hacia los sectores de alta tecnología. Los datos del Ministerio de Comercio de China mostraron que la inversión extranjera directa en los sectores de fabricación y servicios de alta tecnología de China creció un 43% y un 31% en los primeros ocho meses de 2022 en comparación con el mismo período de 2021.

Sin embargo, los inversores de riesgo y los grupos de capital privado que buscan “unicornios”(empresas con un alto potencial) en la tecnología china tienen que mantener la política al frente de sus decisiones de inversión. “Debe elegir los sectores correctos con políticas favorables antes de seleccionar la empresa. Si no tiene información sobre las tendencias de las políticas, está invirtiendo en la oscuridad”, dijo un inversor de capital privado en un fondo tecnológico centrado en China.

Eso significa encontrar empresas que se ajusten con los objetivos estratégicos de China pero que no se vean atrapadas en el lado equivocado de las sanciones estadounidenses. Buscando apaciguar a Beijing sin ofender a Washington, muchos fondos chinos se han concentrado en nichos de health care, biofarmacéuticos y de alta tecnología sin aplicaciones militares, como la robótica de almacenes.

Eso significa encontrar empresas que se ajusten con los objetivos estratégicos de China pero que no se vean atrapadas en el lado equivocado de las sanciones estadounidenses. Buscando apaciguar a Beijing sin ofender a Washington, muchos fondos chinos se han concentrado en nichos de health care, biofarmacéuticos y de alta tecnología sin aplicaciones militares, como la robótica de almacenes.

Tratar de encontrar este punto óptimo ha aumentado el atractivo de empresas como GeekPlus con tecnología que se alinea con el impulso de Beijing para acelerar la automatización. Dado que la población de China comenzará a reducirse este año, los legisladores quieren que las máquinas reemplacen más trabajo humano. En los almacenes tradicionales, los pickeadores pueden pasar más del 70 por ciento de su tiempo caminando entre los estantes.

Beijing ha ordenado a las empresas chinas que reemplacen la tecnología extranjera con alternativas nacionales siempre que sea posible, dando lugar a un ecosistema que permite el crecimiento de empresas como GeekPlus. La empresa emergente con sede en Beijing, actualmente domina el creciente mercado de robots móviles autónomos (AMR). Estos robots, impulsados ​​por chips Intel, imitan los movimientos de un pickeador de almacénen lugar de transportar artículos en una pista o una cinta transportadora.

Según la Federación Internacional de Robótica, la demanda de robots AMR aumentó un 45% en 2021, impulsada por la pandemia, lo que revela la necesidad de acelerar la automatización de la cadena de suministro. GeekPlus, que aún no ha obtenido ganancias, vendió 20.000 robots el año pasado, generando 300 millones de dólares en ventas y proyectos de los que venderá 30.000 en 2022. La compañía también tiene una lista de clientes en expansión en el oeste.

Esta historia de crecimiento ha atraído a los inversores. En agosto, GeekPlus recaudó 100 millones de dolares en una nueva ronda de recaudación de fondos, lo que le dio una valoración de 2 mil millones de dolares.

Los robots GeekPlus están programados para encontrar las rutas más eficientes, reduciendo el tiempo entre que un cliente hace un pedido en línea y el paquete llega a su puerta. En el pasado, las nuevas empresas tecnológicas chinas se guiaban por una lógica similar: cómo identificar el camino más eficiente para cotizar en bolsa.

Como dijo un veterano inversionista chino en tecnología, los fundadores una vez administraron sus empresas como un “ejercicio de marcar casillas para cumplir con los criterios que tenían las bolsas de valores para cotizar en el mercado bursatil”.

Pero esa razón de ser cambió el año pasado después de la desastrosa oferta pública inicial del gigante de los viajes compartidos Didi. Días después de la exitosa salida a bolsa de 4.400 millones de dólares, los reguladores chinos iniciaron una investigación sobre la empresa por presuntos abusos de datos y, más tarde, Didi se retiró de la bolsa de valores de Nueva York.

“Conseguir que una empresa se haga pública sigue siendo el objetivo de los inversores. Pero el proceso está plagado de riesgos políticos y geopolíticos. Mucho ha cambiado durante el año pasado”, dijo el inversionista de capital privado.

Fuente: https://www.ft.com/content/54f26781-bb54-4f2a-8277-99d7eb4c864c

Mucho más de nuestros productos en Boreal Technologies

Visite también nuestro canal de Youtube